domingo, 7 de noviembre de 2010

Sobre la educación formal (II)

Otro post escrito originalmente para WillyDev.NET

En primer lugar quiero agradecer a los postearon sus comentarios en el anterior post y también plantearon más inquietudes. Una de las preguntas que escribieron me animó a continuar hablando del tema. La pregunta es ¿Qué pienso al respecto acerca de los diplomados y especializaciones?

Pues bien, yo pienso que muchos en realidad son una forma de llenar todos eso vacios que dejan los pregrados, al menos en nuestra área, en informática y sistemas. Una prueba de ello es que en otros países que tengamos mil especializaciones, no sirve para nada, sirve solo aquí, de hecho es bastante desmotivante saber que en nuestro país sirve que tengamos especializaciones y las maestrias terminan sirviendo para ser profesores de planta en universidades y no así para aspirar a mejores cargos en buenas empresas estatales o privadas.

Yo por ejemplo hice una Especialización en Desarrollo de Software, la cual recomiendo demasiado, sin embargo esta me hizo pensar en algo, ¿Por qué esas cosas no me las enseñaron en pregrado? ¿Hay alguna razón hay para ello? Materias como calidad de software, métricas, arquitectura de software, verificación y validación, gestión de conocimiento, gerencia de proyectos, modelos de calidad, gestión de tecnología, computación móvil, ¿Por qué esos temas serían de una especialización y no de un pregrado?

Tengo varias ideas en respuesta a todo eso y no todas son culpa de las universidades o docentes, sin embargo tampoco pueden ser eximidos de ellas, también está el gobierno, la secretaria de educación y sus planes curriculares, y hasta el entendimiento de ellos y las empresas del mercado laboral actual esperan que sea nuestra carrera y por tanto sus graduandos.

Empezaré por contarles un par de anécdotas antes de ampliar lo que pienso al respecto, la primera es el nombre de mi especialización “Especialización en Desarrollo de Software”, y otra similar que existe en Bogotá, “Especialización en Construcción de Software”, son ambas excelentes y recomendables, pero veamos, cuando en empresas tipo Empresas Públicas de Medellín (por mencionar una de tantas), solicitan un cargo de Arquitecto de Software, uno encuentra que solicitan profesionales con Especialización en Gerencia de Proyectos, Especialización en Gestión de Tecnología, entre otras extrañas solicitudes para ese cargo, las dos que les enuncio no aparecen. ¿Por qué? Simple, a quien se inventa la convocatoria se le ocurre la maravillosa idea de que no necesita “Excelentes programadores” si no excelentes “Gerentes”, veamos,… en primer lugar, ¿Quien le dijo a este personaje o personajes, que ser “Especialista en Desarrollo o Construcción de Software” era ser un gran programador?, ¿Se preocupó acaso por enterarse que los que en realidad tienen el perfil de Arquitecto de Software somos nosotros y no “ellos”?. Viene otra pregunta, ¿Porqué universidades de tan alto prestigio como EAFIT o La Universidad de los Andes dejan que su especialización sea confundida colocando un nombre “tan poco” claro?. Pues bien, en EAFIT lo que llegué a escuchar fue esto (ignoro si es solo un rumor), la especialización inicialmente se llamaba “Especialización en Ingeniería de Software” (eso hubiese sido excelente), sin embargo, la secretaría de educación en “aquel entonces” no permitió que fuese llamada así, por lo que le pusieron el otro nombre, supongo que ya que son contemporáneas, algo similar pasó en Los Andes. La pregunta es, ¿error?... si quizá, pero es que el que “de verdad” sabe de Ingeniería de Software, reconoce sin mayor explicación, que hablar de Desarrollo o Construcción de Software, es mucho más que hablar de programación de Software, y que hay montones más de roles y actividades que hacer en ese proceso que se resumen básicamente en Ingeniería de Software.

Ahora veamos, es fácil concluir que hay algunos personajes en esta historia que no tienen tan claro el asunto, y que además de que no lo tienen tampoco se preocupan por tenerlo. Bien, para suerte de algunos nuevos profesionales y universidades, hoy parece ser que si se avala el nombre de “Especialización en Ingeniería de Software”, en mi opinión personal, lástima que los que pueden tener este beneficio, estén tan enfocados al error de formar grandes programadores de Software, se siente uno como impotente de que se desaproveche y se desenfoque el verdadero significado de esta disciplina. Yo espero que sea cuestión de tiempo para que tanto ellos como los alumnos que las toman, les hagan caer en cuenta a universidades y docentes de cuál es el verdadero rol de un Ingeniero de Software, en vez de solo tomarla porque su precio es más económico que las otras universidades, obviando que estén equivocados de enfoque, con suerte esto será temporal.

La otra anécdota refiere a lo sucedido en España hace un tiempo, noticia q estuve persiguiendo y que no sé donde quedó hoy, la noticia me dejó petrificada, querían eliminar la carrera de Ingeniería de Sistemas, porque según los maravillosos entes gubernamentales, esta profesión no es más que un montón de actividades transversales que pueden ser incluidas en todas las demás profesiones. Si señores, en todas! Médicos, abogados, artistas, y demás, todos debían recibir la formación que profesionales de mi área recibimos y nosotros éramos prescindibles. Casi da ira, inconcebible semejante locura. No ahondo más en ella porque (con su perdón) es una soberana estupidez. Pero se los traigo a colación por lo siguiente, ¿Sabe el planeta, saben los demás que no se preocupan siquiera por involucrarse, cual es rol de un Ingeniero de Software? Alguna vez en una de mis sentidas presentaciones sobre esta le decía al público: "es que hemos llegado tan bajo, que ser un ingeniero hoy en día lleva a que tu familia te ponga a formatear mil veces el computador cada que lo infestan de virus y ser experto en Word y Excel", y pobre de ti si no eres capaz, tu madre es la primera en decir ¿Y usted no es "pues" ingeniero de sistemas? #PLOP!

Ahora bien, lo peor es, ¿lo sabemos nosotros? ¿Lo saben quienes están a cargo? ¿Lo saben quienes tienen el poder de cambiar el rumbo de las cosas?... y la perla, ¿Hacemos nosotros algo para que no nos pase un día lo de España? No, no creo. De hecho, cada día en internet aparecen miles de personas, haciendo “lo mismo” que hacemos nosotros, cobrando absolutamente nada, y ojo, entiéndase lo mismo, como que finalmente se genera el mismo resultado, porque nuestros procesos, y formas de hacer las cosas, llevan a que muchos sin la más mínima formación académica en sistemas pueda generar mejores productos que los nuestros, porque sencillamente en internet encontró como hacerlo, igual que lo encontraremos nosotros, y ellos no requieren de ser ni extremadamente creativos, ni extremadamente inteligentes, con simple recursividad, a veces con simple sentido común (buscar en Google) muchos generan mejores productos que muchos de los profesionales que conocemos.

Pues bien, después de todo ese desvío que pienso yo de diplomados y especializaciones. Los primeros, puede tomarlos cualquiera sea o no profesional, sea o no un ingeniero de sistemas, por lo que no opinaré, saquen sus conclusiones, yo diré que no hay cosa de alguno de los pocos diplomados que he tomado que no haya podido aprender sola y muchas veces mejor.

Sobre las especializaciones, creo que quedó claro mi punto en las solas anécdotas, el hecho es que como dejaron en los comentarios del post anterior, nos urge que la carrera de Ingeniería de Sistemas en vez de desaparecer se divida y forme varias carreras, y esas carreras, son todas esas maravillosas especializaciones que se inventan aquí para poder suplir y lograr en los perfiles de la gente aquello que los pregrados no están logrando, y espero que haya quedado claro que ese “no lograrlo” no está en un solo ente particular, es claro, la responsabilidad en todo esto está en muchas partes, gobierno, instituciones, docentes y alumnos, si no existe la disposición, la sinergia, y la exigencia por ser mejores en nuestros programas académicos, aquí seguiremos, cada día poniendo más formalismos a los procesos académicos para cumplir con normas ISO y desenfocados totalmente del objetivo por el cual se forman Ingenieros de Sistemas.

Si bien esa propuesta que nos suena a tantos de generar varias carreras no es posible, sería bueno pensar en que se planteen mejores lineas de profundización para los estudiantes, más cercanos a la realidad laboral actual y con docentes que tengan experiencia real que compartir y no solo se apoyen en textos académicos. De esta forma quizá los estudiantes puedan elegir antes de abordar en mundo laborar los diferentes perfiles a los que pueden dedicarse y trabajar en ellos para fortalecer sus habilidades. Algunas universidades están dando pasos a un cambio, haber reducido la carrera de ingeniería a 4 años fue quitar al menos 10 materias que estaban sobrando en ese proceso de formación, y seguramente hay más gente trabajando en ello, lastimosamente no es proceso inmediato, pero es algo en lo que podemos intentar contribuir desde nuestros diferentes roles y niveles de participación.

Espero sus comentarios, como en el anterior mi advertencia, esto no va ni en contra ni a favor de instituciones o personas, son meros pensamientos personales.

Sorey García (@soreygarcia)
Publicar un comentario en la entrada