sábado, 14 de junio de 2008

Una historia sobre el cambio, Trébol Software

(Linda imagen no?)

Se que para más de a uno de mis colegas, compañeros y ex compañeros de trabajo, esta imagen representa buenos recuerdos y grandes cambios...

últimamente me ha dado por recordar y pensar en como fue todo esto, e intentar imitar un post que vi en el Blog de Rubi, donde habla de su historia en Trébol.

Pues bueno, esta es mi historia...

Yo hablaré de esto a grandes rasgos, o lo intentaré, por que me agobian los detalles. Igual estoy en una posición no compartida por muchos, pero al fin, una a la que ellos mismos me llevaron cuando me pidieron ser positiva, y confiar en todo saldría bien, y eso hago... aunque quienes me lo enseñaron, ya no lo sean...

Llegue a Trébol un 6 de Septiembre de 2004, casi recuerdo la sensación que tenia, iba a ese lugar feliz, dichosa de alcanzar lo que siempre soñé desde que adquirí conciencia de para qué estudiaba Ingeniería Informática.

Pues bien, todo empezó desde que me llamaron a mi entrevista de trabajo, no sabia quien era la persona que me hablaba en ese momento, solo sé que colgué el teléfono y le dije a mi mejor amiga, Dios mio! casi sale miel por la bocina... quizá me sentía así debido al ambiente hostil al que me hallaba enfrentada en mi primer empleo, sin embargo, saber que a pesar de que mi perfil no cumplía con la mitad de los requisitos que solicitaban, yo tenia la oportunidad de ir obtener lo que quería, me hacia muy feliz y me hacia ver todo de maravilla...

Recuerdo lo difícil que fue ir a presentar las entrevistas, sin permiso de mi jefe, con un miedo terrible... pero se hizo, las pruebas no fueron muy difíciles y el rostro mas frió que encontré es algo que me reservo debido a que sigo viéndolo a veces por los corredores, y a que lo veré aun mas a menudo muy pronto, pero como todo no podía ser perfecto eso a mi no me importaba, todo me parecía lindo, la gente una maravilla...

Un día me llamaron a mi celular, salí de la oficina a contestar la llamada y me dijeron, Bienvenida, queremos comunicarte que desde ahora haces parte de la familia Trébol Software, creo que se percibió que me quede en blanco, mi sorpresa fue mucha, puesto que a pesar de que tenia muchos deseos de pasar, pensé que mi perfil no me lo permitiría, ocho meses de experiencia no eran nada, pero yo ya tenia lo que quería. Lo mas duro fue decirle a mi jefe de ese entonces, después de ser la niña de sus ojos, pase a ser nadie, fueron los 15 días mas difíciles que he pasado, hasta que finalmente me fui... y deje a mi mejor amiga allí, con la promesa de llevarla conmigo un día... cosa que es de otra historia, pero que finalmente, ocurrió tal cual.

El día que lleve los papeles a Trébol fui recibida con un abrazo, un abrazo enorme de Bienvenida, para alguien que no conocían. Yo que poco estaba acostumbrada a ese tipo de afecto en el ámbito empresarial, me sorprendía, con cada cosa de esas que veía y me decía, Diosito, este es el lugar correcto. Nada más pensaba! Era demasiado feliz para pensar en otra cosa.

Después de unos días de leer la intranet como buena niña nueva, me asignaron a mi proyecto y oh sorpresa, iba para EPM, de repente tuve un dejavú, hacia no menos de 4 o 5 meses quizá, le había pedido a Dios pasando cerca al Edificio Inteligente, que me permitiera estar ahí dentro un día y saber que se sentía estar allí. Pues bien, Dios tiene sus propios caminos y además es bastante efectivo... así fue como dos de mis mayores deseos terminaron cumplidos.

Cuando llegué a EPM, me dí cuenta de la razón por la que termine en Trébol, la niña a la que iba a reemplazar estaba en embarazo y apunto de salir a su licencia y a usar un montón de vacaciones que tenia sin tomar. En fin, sea como fuere yo estaba ahí y haría todo lo posible por pasar mi periodo de prueba y hacer que me renovaran mi contrato que era de apenas 6 meses.

Bien, resulta que también llegue ahí por un "karma" que conserve por un tiempo, la Inteligencia de Negocios. Ese tema nunca fue de mis cosas favoritas en la universidad, recuerdo que fue a la unica materia en la que puedo decir, no con orgullo, pero puedo decir, que no asistí, si no para hacer talleres y exámenes, finalmente la pase en mas de 4 y me daba igual, por que jamás pensaba dedicarme a eso. Pues bien, mi primer trabajo, antes de Trébol, resulto ser un montón de cosas, pero entre ese montón estaba Inteligencia de Negocios, y Trebol vio en mi justo eso, por lo tanto termine trabajando en EPM en justo eso.

Aprendí montones de cosas, hasta dicte charlas técnicas en Trébol, aprendí a querer el dichoso tema, una vez casi me resigne a hacer eso por el resto de mi vida, pero gracias a Dios, Él no estuvo de acuerdo y no permitió que me quedara haciéndolo.

Bueno, en EPM, pase por Sistemas de información, en ALFA, también por EPM Aguas tambien en ALFA, y cuando después de 2.5 años se acabó el contrato y pensé que por fin era mi oportunidad de volver a casa (A la sede) y saber de verdad que era trabajar en una empresa de desarrollo; no mas Inteligencia de Negocios, muy linda, muy agradable, muy interesante, pero definitivamente no hay nada como hacer lo que uno quiere hacer. Pues bien, dirán ustedes, por fin lo logró. Pues no!... me enviaron a UNE, a seguir con el mismo proyecto, ALFA, después de que UNE hizo casa aparte.

Pasé por montones de cosas allí, mas quizá que las que pase en 2.5 años en EPM. Pero también conocí gente maravillosa y aprendí mucho, demasiado, en un año y algo que permanecí allí, cambio mi vida y mi forma de verla, mi forma de ser y un montón de cosas, recibí mucha fuerza, mucha ayuda, muchos consejos, y aprendí hasta a reírme de mi misma, cosa que no sabía hacer en ese momento.

Finalmente después de mucho tiempo de paciencia, algunas que otras lagrimas y desazón, me permitieron desarrollar aplicaciones después de unos meses en UNE, con el anunciado fracaso de mi proyecto del que tantas veces alerte, y que nunca me escucharon.

Para ese entonces, yo había estudiado por mi cuenta, y hasta profe me había hecho, de algo que nunca había trabajado de verdad, al menos no en un proyecto serio y para mi empresa.

Seguí aprendiendo, por fin disfrutando al máximo de las cosas que siempre quise hacer... un día, empezó el rumor, la sensacion sombría de que algo malo pasaba, y un correo que decía, reunión general... de improvisto, al día siguiente, cosa que jamas había pasado....

Era creo Julio de 2007, la noticia de que una nueva empresa nos complementaria, parecía un tanto confusa, nadie diga nada, todo es secreto, ... cuando por fin se hizo publico, también terminamos por entender o mejor, aceptar... que nos habían vendido..., que fuerte suena, pero así es, nos vendieron y nos compraron, la otra empresa, con mas dinero que la nuestra, había adquirido el 100% de Trébol... la confusión reinaba en el ambiente, la tristeza y la desazón son algo de lo que no creo que algunos sean consientes hoy en día...

La idea que quisieron transmitir de que las dos empresas seguirían adelante uniendo esfuerzos no termina aun de ser del todo clara... y cada vez tiene menos esperanzas de serlo.

Como les dije alguna vez, es como si hoy alguien llegara y me dijera, este no es tu papá y tu mamá, ahora tienes estos otros, que tienen dinero y a quienes no conoces...

No importa lo que digan, es difícil, fue difícil y sigue siendo difícil... la bajas por la falta de adaptación al cambio no terminan, si bien como ellos dijeron, ellos no pensaban deshacerse de nadie, cosa que tampoco fue del todo cierta, pues simplemente los cambios terminaron por afectar el corazón, la cabeza, por hacer daño a los sentimientos, al entusiasmo.... habíamos algunos que solo permanecíamos con paciencia por el enorme valor que le encontrábamos a Trébol... a pesar de las no siempre positivas condiciones y aunque los nuevos jefes dicen que saben y entienden lo que uno siente, yo sigo teniendo mis dudas al respecto... en realidad solo yo se lo que siento, y si ese es solo mi caso, hay casi 200 casos mas de esos, o hubieron, por que ya no somos los que estábamos....

Despedir a Doña Sandra, la primera de las bajas, fue el primer golpe a la moral, verla llorar y tener que llorar sin poder contenerse, ver a todos llorar de esa forma... es algo que creo que no termina de sanar... la resignación no siempre es tener nuevas fuerzas, a veces solo es resignarse...

Con el tiempo, también el jefe se fue, "H" el esposo de Doña Sandra, con el moría la admirable historia de dos novios que hicieron como Tesis un Proyecto de Empresa que dio enormes alegrías y triunfos...

Lamento no estar de acuerdo con lo que el nuevo jefe dice, para mi, para muchos, es como haberse ido a una nueva empresa, sin haberla buscado, del espíritu de Trébol, no queda mucho mas que un tanto de esperanza en algunas personas y muros que traen recuerdos... una razón social que no termina de cambiarse,... y algunos rezagos de papelería... quedamos aun bastantes, pero cada vez son menos las caras viejas y mas las caras nuevas,... yo no quiero pensar en si eso trae o no consecuencias para la organización,... con los anteriores post que les he colocado, sabrán que pienso acerca de eso...

El duelo fue bastante difícil,... tardo mucho tiempo, al principio estuve muy negativa, como les dije a mis compañeros de la especialización una vez que hablábamos del tema cuando todo era novedad para los extraños y curiosos, la actitud de la gente en cierto momento era como, tener un pie dentro y un pie fuera, listo para salir corriendo si algo malo pasaba, por que nadie esperaba nada bueno, y ahora... me parece a mi, que aunque muchos hicimos nuestro duelo y afrontamos el nuevo cambio, los directivos no terminan de notar que la actitud de esperar que pasa malo para salir corriendo, se adueñado de casi todos los espacios...

Para este momento mi catarsis esta lista, en AXEDE el nombre que tenemos ahora y que tan difícil fue sentir y aceptar, tuve la oportunidad de estar en I + D, hoy cumplo exactamente 2 mesesitos de eso, y eso me dio esperanza y aliento y nueva energía, no diré que siento el mismo amor que sentía por Trébol, si bien siento la responsabilidad necesaria para hacer mi trabajo lo mejor que puedo, siento que es como cuando tienes un novio nuevo, la relación al principio siempre es difícil, a veces uno recuerda lo que tuvo antes, aunque siempre quiere mirar al frente a continuar con lo que hay, pero es seguro que es difícil saber en que momento uno sabe que quiere a como quería, aunque a veces (como esta vez) uno sabe que eso que sintió, jamás volverá a sentirlo.... pues eso pasa, aunque de mi parte siento que la nueva organización hace o intenta hacer algunos esfuerzos por motivarnos, si bien sus sentimientos no son los mismos que sentíamos en Trébol, o al menos no los vemos de esa forma... pues hombre, al menos los están haciendo o intentando, supongo... y quizá muchas veces hemos mirado mas lo malo que el darles el beneficio de la duda, pero la verdad ha sido muy difícil pasar de ser los protagonistas a ser los nuevos de la empresa,...

Y es que así se siente a veces, la gente de la empresa que nos compro es la gente que de verdad lleva años, nosotros a pesar de que tenemos la continuidad, nos sentimos como los nuevos,... es extraño,... es como si no terminará de clavarse en el alma ese sentido de saber que haces parte de esto... si bien así se siente mientras luchas por algo, es como si obtuvieras triunfos para alguien que no eres tu... cosa que era diferente antes... cuando te sentías parte de algo...

Cuando Trébol era Trébol, cuando yo orgullosamente decía, trabajo en una de las mejores compañías de software de Medellín, muchos decían que con el tiempo había cambiado, no me imagino como seria de maravillosa antes de que yo llegara... pero cuentan muchas historias.... y este año, cuando cumplamos años.... o cumpliéramos... pues... ya no veremos la fotos de la casa blanca, y no veremos a los que se fueron.... y no brindaremos en casa por eso,... umm.... que difícil, ya decía que los detalles me agobian...

Pero es que por mas que ahora piensen que lo luchan, no lo están logrando, no sé si con la gente de la empresa anterior que tan acostumbrados parecen a los cambios, yo solo se que con la gente de la empresa que compraron, no están logrando generar el sentido de pertenencia que había antes, por el contrario, a pesar de que a veces yo intento inyectármelo asi sea de forma ficticia, me encuentro con frases del tipo, "No haré nada por esta empresa, lo haré por la próxima a donde vaya..." y eso me derrumba de cierta forma, escuchar en personas que daban mucho por la empresa que eramos, una actitud así, que si bien puede tener todas las justificaciones que quieran, es dura, es una expresión dura y no es buena bajo ningún punto de vista... uno debe dar lo que debe, y si esta en un lugar donde siente que no lo va a dar, busca otro...

Ha sido difícil, se debe notar hasta en lo que escribo, antes hablaba con profundo amor, ahora hablo con profunda racionalidad,... es como haberse atravesado un camino espinoso y haber dejado a muchas personas que adorabas y que hubieras deseado siguieran alli... pero que no están, y cada día siguen desapareciendo...

Jamas entendí si cuando hace unos años "H" dijo que quería que Trébol fuera una gran empresa, se refería a que de verdad desapareciera.... no sé si fue que no le entendimos... y no estamos muchos, del todo seguros, que esto que pasa, fuera lo que esperaba el que pasará... en unos años, Trébol ya no existirá mas que como un recuerdo... y eso no es llegar lejos, eso es desaparecer... igual que cuando la gente muere y se queda en el recuerdo... es meramente eso... por que alguien que logró algo tan maravilloso habría de querer eso? No logro entenderlo... quizá muchos tampoco lo logran, por que ademas una cosa es que te digan que tus papás son otros, y que la decisión de con quien te quedas es tuya, y otra diferente es que tus papás te lleven a donde otros y te dejen allí... creo que uno toda la vida se preguntaría que pasó...

Que pasó con esto por ejemplo?


Hoy no sé que significa futuro..., pero recuerdo muy bien que cuando escalé mi Everest en el Taller Outdoor me sentí plenamente comprometida con el futuro de Trébol...

Bueno... esta fue la historia de cambio, seguiremos cambiando todos los días, finalmente ni siquiera tenemos un año siendo AXEDE, muchas cosas buenas pasan, sobre todo desde el punto de vista de alguien que jamas haya conocido Trébol, muchas cosas no tan buenas pasan, desde el punto de vista de alguien que estuvo allí de verdad, con el corazón...

Quizá los que permanecemos solo guardamos la esperanza de que pase el temblor haber que queda,... quizá algunos pueden haberse resignado.... a otros quizá, ya no les importe,... y otros quizá lo hayan tomado mejor que todo esto... pero para todos, solo el tiempo dirá, quienes tomaron la decisión correcta, si los que se fueron o los que permanecieron...

Siempre pensé que escribiría la Historia de Trébol en las páginas de mi vida, lo que no tenia presupuestado es que la tuviera que escribir de esta forma...

Por el momento, solo queda esperar y hacer las cosas lo mejor posible... o lo mejor que nos dejen hacerlas...

Bueno y para los que aun piensan que la noticia es nueva. Aquí esta, de todas formas gracias por sus condolencias, muy amables, estamos bien gracias.

08/06/2007
e-Business Distribution integra a Trébol Software

Esta es la primera negociación que realiza e-BD luego de que Tribeca Partners adquiriera el 60% de sus acciones.

Bogotá.- Con el ánimo de ofrecer un servicio más integral a sus clientes y ser cada día más innovadora en el mercado nacional e internacional, la compañía eBD, líder en la integración de soluciones de comunicaciones, adquirió la empresa antioqueña Trébol Software S.A.

Rentabilidad, gerencia visionaria, talento humano altamente calificado, liderazgo, gran reputación entre sus clientes y su proyección internacional, son los principales aspectos tenidos en cuenta por eBD para adquirir esta compañía.

Trébol Software S.A. es una empresa con más de 14 años en el mercado nacional, que tiene sedes en Medellín y Bogotá; y se concentra en: desarrollar soluciones de software a la medida, prestar servicios de outsourcing de ingeniería de software y diseño de productos genéricos.

La adquisición permitirá a eBD, ampliar el mercado y llegar a más clientes pertenecientes a distintos sectores de la economía entre los que se destacan el público, financiero, telecomunicaciones, energético, industrial y de transporte aéreo.

Aunque el 96% de los ingresos de Trébol Software S.A., provienen de empresas ubicadas en Medellín, esta compañía tiene presencia en Bogotá, y desde estas dos ciudades, atienden clientes de la importancia de ISA, UNE, Skandia, Sofasa, EPM y Avianca. Cuenta con alianzas y certificaciones de los principales proveedores de plataformas tecnológicas, así como certificación ISO 9001:2000 y CMMi nivel 3, que afianzan aún más su posicionamiento en el mercado.

Consolidación
Con esta negociación eBD inicia un proceso de consolidación nacional y genera el espacio para un crecimiento internacional, una meta que había sido fijada desde el pasado mes de abril, cuando Tribeca Partners adquirió el 60% de sus acciones.

Para Carlos Alberto Sierra, Gerente General de eBD, “la adquisición de Trébol Software S.A. obedece a los intereses tanto de nuestra compañía como de Tribeca, dirigidos al fortalecimiento del negocio principalmente, en Colombia y América Latina”.

Adicionalmente, con esta integración, las dos compañías reunen conocimientos y herramientas que serán utilizados para crear nuevos servicios que mejoren la productividad de sus clientes.



Aquí más por si hace falta: Tribeca Partners
Publicar un comentario en la entrada