sábado, 21 de enero de 2012

Sobre las ciencias de la computación

Este es otro post de esos sentimentales que acostumbro a escribir con respecto a lo mucho que me sorprende como a las personas hoy en día el software les resulta tan obvio e insignificante en su esfuerzo de construcción, y entre otras es una opinión idealista acerca de lo que pienso que debería hacerse para esto de tenerle un poco más respeto a la tecnología y aún más a la gente que trabajaba en ella.

Para quienes las Ciencias de la computación les parece un misterio, los invito a compararla con la Física, o por que nó con las Ciencias Sociales. Hoy en día es muy lógico para todo el mundo que tanto en bachillerato como en la universidad nos enseñen sobre estas dos materias aunque para poco o nada las usemos en nuestras vidas laborales. La razón es desde simple hasta comprensible, la primera es una forma de entender el movimiento, los materiales, la luz, todo aquello de como funciona el universo donde te desenvuelves, la segunda es una forma de enseñarte de donde vinimos y como estamos hoy en día y las razones por las cuales es de esa forma. ¿Tiene sentido? Si, tiene sentido.

Bien, parte de esto a mi me ofende, hoy en día la tecnología resulta inherente para la mayoría de personas, la velocidad con la que evolucionó el tema a nivel de hardware y software hace que la gente no le dé el nivel de importancia que tiene, a pesar eso sin embargo el hardware tiene cierto nivel de respeto, las comparaciones básicas con las enormes computadoras (Mainframes) de hace pocos años y las maravillas que vemos hoy en miniaturas, hacen que el tema sea admirable, sin embargo no resulta así para el software, la razón a todas luces parece obvia, el que no puedan palpar o tocar el software, parece hacerle pensar a la mayor parte del planeta que entre otras se hace con poderes mentales o con purita magia.

Volviendo al tema del bachillerato, las ciencias de la computación deberían ser una matería de esas básicas que uno ve y no sabe para que le sirven, enseñarle a la gente desde que los bits, son bytes, y qué es a lo que se enfrentan los profesionales dedicados al tema, podría ser una luz para salvarnos a los profesionales de la plaga de usuarios "utopistas" que parece ir en aumento, y a los que me gustaría recordarles que "no por que sea intangible es fácil de construir", desde cuándo lo abstracto tiene menos valor, ¿que no era al contrario?

Del software solo saben las personas cuando ocasiona grandes y pequeñas tragedias, desde hacer que un avión sufra un accidente y mueran personas, hasta que se pierda tu trabajo de horas por que Word no te guardo un respaldo que no contemplaste hacer tu mismo.

¿Y que de donde sale tanto drama? ¿Por qué hacer semejante sugerencia?

Es de hecho bastante simple, algún día viví dos sucesos de esos a los que uno se acostumbra, pero como dicen "fueron la gota que derramó el vaso", y es que seguro no son tan tétricos como muchos que puedan haber vivido otros colegas, pero definitivamente hablan de la poca conciencia que tienen incluso profesionales de otras área acerca del tema de construir software

Caso 1: El lector de huella digitales. De la magia a la autoridad

- Usuario: Sabes ayer se me ocurrió una gran idea, estoy contratando con un proveedor de lectores de huellas digitales, imagínate que los jefes estas prestando sus claves de autorización, así que con los lectores de huella tendrán que ir hasta el lugar a hacer la autorización y quitaremos eso de que todos anden por ahí con la clave del jefe.
- Yo: Excelente idea.
- Usuario: Si, la próxima semana haremos un piloto.
- Yo: Piloto? La próxima semana? Pero tu no has solicitado ningún desarrollo.
- Usuario: No, tranquila, es que tu no entiendes. Déjame te explico, el lector tiene puerto USB, tu lo conectas y ya, puedes autorizar con las huellas.
- Yo: Estas seguro? Le preguntaste a la persona encargada?
- Usuario: No, ¿Qué le tengo que preguntar? Eso funciona solo.
- Yo: No, no es así.
- Usuario: Ya regreso...

... Después de unos minutos regresa con una gran sonrisa en la boca.

- Usuario: Ves!! Te dije que si se podía.
- Yo: Yo no dije que no se podía, dije que tenias que solicitar un desarrollo.
- Usuario: Bueno pero eso no se demora o si?.
- Yo: No lo sé, debes preguntar al jefe, pero no creo que te de prioridad ahora, tenemos mucho trabajo.
- Usuario: Ah! Pues entonces le digo a mi jefe.
- Yo: Bueno, en realidad no importa a quien le digas, el negocio tiene unas prioridades y esa no lo es ahora a menos que lo hayas planteado hace semanas.
- Usuario: Bueno, no me importa, en la tarde me traen los lectores. Qué se peleen entre ellos.

Bueno, no creo que sea necesario una moraleja. Esta es solo una de esas historias fáciles de entender, en las que se evidencia lo obvia que resulta la tecnología para algunos aún en el entorno empresarial.

Ahora voy con mi segundo caso, me disculpo con mi amigo (perdona Alejo) por usarlo para este ejemplo.

Caso 2: La tienda virtual.

- El: Oye, imagínate que voy a montar un negocio con un amigo.
- Yo: Si? Y sobre que es?
- El: Pues, queremos poner algo exitoso, como MercadoLibre o DeRemate.
- Yo: Ummmmmm..............
- El: ¿Qué?
- Yo: Son modelos obsoletos, ahora tienes una tienda virtual con cualquier CMS y muchos ofrecen espacios populares gratuitos donde poner no solo productos individuales, si no tu propia tienda virtual.
- El: Si, eso le dije a mi amigo, que tendríamos unos competidores enormes.
- Yo: Así es.
- El: Pero sabes yo tengo una idea que lo hará diferente.
- Yo: Ah sí, y ¿cual es esa idea?
- El: ¿Has visto Second life? Podríamos colocar las tiendas de ese modo, que la gente se sienta como que está visitando la tienda.
- Yo: Ummmmmm.............. Y quien te construirá la tienda y todos esos escenarios?
- El: Estoy mirando con los estudiantes de una universidad.
- Yo: Ummmmmm..............
- El: Quería que me ayudaras a ver que necesitamos comprar para empezar con eso, alguien me habló de maquinas con unos chips muy poderosos.
- Yo: Ummmmmm...... ¿Conoces el concepto de la nube?
- El: No, que es eso.
- Yo: Ummmmmm.......

He omitido de esta conversación los extensos regaños que hice en cada "Ummmm...." ya que es solo una forma de ilustrar la manera como las personas sueñan con la tecnología y como les resulta tan absurdamente fácil, que consideran suficiente tener una idea que consideran grande o buena, y un par de estudiantes universitarios para materializar un escenario con el que buscan hacerse ricos.

Este post no merece el montón de análisis detrás de todas las fallas o la inviabilidad de la propuesta, ni pensar si es o no una buena idea. Pero volviendo a mi idea inicial sobre enseñarle a la gente en bachillerato al menos en que consiste eso de hacer software, así como con Química nos enseñan que la naturaleza tiene un proceso complejo, que no es en absoluto mágico, así debería pasar con la Ciencias de la computación. Y es que en la misma típica comparación del software y los edificios, los bits son cada pequeño gramo de área, cemento, roca, y la ingeniería de software toda esa planificación alrededor de la necesidad de que un edificio no se caiga.

Y así, como usted se queja cuando contrata a alguien equivocado a hacer reparaciones en su casa, lo mismo va a pasarle cuando contrata a una persona poco capacitada, cuando en su negocio contrata a alguien poco capacitado para hacer el trabajo que debería hacer un experto.

Hasta una próxima.

Sorey 


* Imagen tomada de Microsoft Office Online
Publicar un comentario